ENVÍO GRATIS EN COMPRAS SUPERIORES A $6000 (Válido para Capital y Gran Buenos Aires)

Mensajes de Misericordia

Este no es un libro para hacernos sentir culpables: es un libro de esperanza, que nos llama a "hacernos cargo de nuestra fragilidad "y ser audaces en el caminar cotidiano: individualmente y como pueblo.

Estas homilías del ahora Papa Francisco, son mensajes seleccionados fundamentalmente de las celebraciones de los Miércoles de Ceniza y Cuaresma como Cardenal.

Con un cariñoso pero movilizante mensaje pastoral nos invita a reflexionar sobre nuestra fragilidad confiando en la misericordia de quien nos Ama profundamente. Nos invita a sanar nuestras y envidias para tener un corazón libre, un corazón solidario: "Entrenar el corazón para no mutilar nuestra capacidad de asombro y de dolor; y para que la realidad no nos sea indiferente…" Nos recuerda que el Amor de Dios es infinito, que no se cansa de perdonar, y que espera de nosotros misericordia y no sacrificios.

"Padre, pero yo no estoy peleado con Dios… No, pero por ahí tienes el corazón arrugado porque al igual que los hipócritas a los que Jesús se refería en el evangelio, quizá te estés mirando demasiado a ti mismo centrado en tus comodidades, en tus cosas y entonces Dios queda apartado… ¡Déjate reconciliar con Dios! O el otro llamado tan lindo del profeta Joel que le dice a su pueblo: Dice el Señor, vuelvan a mí de todo corazón. Desgarren su corazón y no sus vestiduras. Vuelvan al Señor su Dios. Es decir, éste es como el lema de la cuaresma: ¡Dejémonos reconciliar con Dios, es Jesús el que nos reconcilia! ¡Démosle lugar a Jesús para que nos reconcilie y volvamos al Señor con todo el corazón!"

Autor: Jorge M. Bergoglio

Cantidad de páginas: 96

Medidas: 11x17

Dios no se cansa de perdonar

$735,00
Dios no se cansa de perdonar $735,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

Mensajes de Misericordia

Este no es un libro para hacernos sentir culpables: es un libro de esperanza, que nos llama a "hacernos cargo de nuestra fragilidad "y ser audaces en el caminar cotidiano: individualmente y como pueblo.

Estas homilías del ahora Papa Francisco, son mensajes seleccionados fundamentalmente de las celebraciones de los Miércoles de Ceniza y Cuaresma como Cardenal.

Con un cariñoso pero movilizante mensaje pastoral nos invita a reflexionar sobre nuestra fragilidad confiando en la misericordia de quien nos Ama profundamente. Nos invita a sanar nuestras y envidias para tener un corazón libre, un corazón solidario: "Entrenar el corazón para no mutilar nuestra capacidad de asombro y de dolor; y para que la realidad no nos sea indiferente…" Nos recuerda que el Amor de Dios es infinito, que no se cansa de perdonar, y que espera de nosotros misericordia y no sacrificios.

"Padre, pero yo no estoy peleado con Dios… No, pero por ahí tienes el corazón arrugado porque al igual que los hipócritas a los que Jesús se refería en el evangelio, quizá te estés mirando demasiado a ti mismo centrado en tus comodidades, en tus cosas y entonces Dios queda apartado… ¡Déjate reconciliar con Dios! O el otro llamado tan lindo del profeta Joel que le dice a su pueblo: Dice el Señor, vuelvan a mí de todo corazón. Desgarren su corazón y no sus vestiduras. Vuelvan al Señor su Dios. Es decir, éste es como el lema de la cuaresma: ¡Dejémonos reconciliar con Dios, es Jesús el que nos reconcilia! ¡Démosle lugar a Jesús para que nos reconcilie y volvamos al Señor con todo el corazón!"

Autor: Jorge M. Bergoglio

Cantidad de páginas: 96

Medidas: 11x17