ENVÍO GRATIS EN COMPRAS SUPERIORES A $21000 (Válido para Capital Federal)

Una gran ayuda para acompañar momentos de oración. Ideales para grupos de nuestra comunidad y para repartir a las personas que se acercan a nuestras parroquias, 

Cantidad: 20 unidades

Medidas: 10 x 22 cm

 

Cada tríptico contiene:

☑ Una breve historia de santa Margarita María de Alacoque y de las apariciones de Jesús

☑ 12 promesas del Sagrado Corazón

☑ Letanías al Sagrado Corazón

☑ Oración

 

“Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él. Dios es amor y el que permanece en el amor permanece en Dios, y Dios permanece en Él  (1 Jn 4,16).

Desde siempre la Iglesia ha tenido devoción al Corazón de Jesús, es decir, devoción al mismo Jesús contemplado en su entrega de amor por todos nosotros. “Dios es testigo de que los quiero tiernamente a todos en el corazón de Cristo Jesús” (Flp 1,8). La imagen de su amor entregado es la herida que sufrió nuestro Señor en su costado, luego de su pasión y muerte, de la cual broto sangre y agua.

Trípticos del Sagrado Corazón de Jesús X 20 Unid

$4.000,00
Trípticos del Sagrado Corazón de Jesús X 20 Unid $4.000,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

Una gran ayuda para acompañar momentos de oración. Ideales para grupos de nuestra comunidad y para repartir a las personas que se acercan a nuestras parroquias, 

Cantidad: 20 unidades

Medidas: 10 x 22 cm

 

Cada tríptico contiene:

☑ Una breve historia de santa Margarita María de Alacoque y de las apariciones de Jesús

☑ 12 promesas del Sagrado Corazón

☑ Letanías al Sagrado Corazón

☑ Oración

 

“Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él. Dios es amor y el que permanece en el amor permanece en Dios, y Dios permanece en Él  (1 Jn 4,16).

Desde siempre la Iglesia ha tenido devoción al Corazón de Jesús, es decir, devoción al mismo Jesús contemplado en su entrega de amor por todos nosotros. “Dios es testigo de que los quiero tiernamente a todos en el corazón de Cristo Jesús” (Flp 1,8). La imagen de su amor entregado es la herida que sufrió nuestro Señor en su costado, luego de su pasión y muerte, de la cual broto sangre y agua.